Scan fetal: ¿Qué es y para que sirve?

El scan fetal es una ecografía que se realiza alrededor de la semana 20 de embarazo. Se la conoce también como ecografía detallada de semana 20 o ecografía de nivel II.

Consiste en una ecografía que se realiza por via transabdominal (el transductor se coloca sobre la panza de la madre), y en modo 2D, es decir, el modo ecográfico convencional y habitual, que proporciona imágenes en blanco y negro, en forma de “cortes” (ecotomográficas).

Su objetivo es la exploración ecográfica minuciosa y detallada del desarrollo anatómico fetal, es decir, se busca obtener la mayor información posible acerca de cómo se ha completado la formación de cada parte del cuerpo del bebé (órganos, sistemas, esqueleto, fisonomía corporal, etc).

Esta ecografía suele realizarse siguiendo un esquema organizado donde se observa generalmente desde la cabeza hacia los pies del bebé, recabando datos de cada sistema en particular.

Para que un scan fetal cumpla con sus objetivos debe reunir ciertos factores, como ser, tiempo suficiente para una buena exploración (no menos de 20 minutos), y por otro lado, el profesional que la realiza debe tener un profundo conocimiento y experiencia en la interpretación ecográfica del desarrollo fetal, así como una buena capacidad de detección e interpretación del defecto congénito (un defecto congénito es cualquier anomalía que un bebé pudiera padecer desde la etapa intrauterina). De este modo, es altamente recomendable, para incrementar el rendimiento del estudio, que sea el médico genetista quien realice el scan.

 ¿Por qué se realiza en la semana 20 de gestación?

La semana 20 de embarazo nos muestra un bebé de alrededor de 300 – 350 grs de peso, con desarrollo anatómico completamente definido, y un tamaño óptimo para la exploración minuciosa de todos sus órganos.

 ¿Qué pasa si algo no está bien?

Siempre que en una ecografía, ya sea un scan o una ecografía de rutina obstétrica, se detecte alguna anomalía en el bebé, el especialista al que se deriva el caso en cuestión es el médico genetista quien, ante esta situación:

- Definirá las causas del problema (etiología)

- Evaluará si es un defecto aislado o asociado a otras anomalías (por ejemplo, una cardiopatía aislada “multifactorial” o en el contexto de un síndrome)

- Establecerá el pronóstico, la evolución y la conducta médica, es decir, planificar en el contexto de un equipo multidisciplinario (neonatólogos, cirujanos, cardiólogos, neurólogos, etc), el mejor manejo médico del caso, teniendo como meta un mejor cuidado y atención del bebé.

El scan fetal forma parte de un esquema de estudios médicos específicos orientado a un mejor cuidado del desarrollo del bebé, así como a una planificación adecuada del manejo médico perinatal de acuerdo a las necesidades del recién nacido, bregando por el bienestar del niño.

 

Dr. Luis Marcelo Martínez

Médico Genetista

www.gentrix.com.ar

info@gentrix.com.ar